Colombian Abroad

Matrimonio coreano: la boda relámpago

Desde que llegué a Seúl no dejé de esperar la hora de recibir una invitación a una boda coreana. Aquel deseo se cumplió cuando, por arte de magia —magia porque me enteré con pocas semanas de anticipación—, fuimos invitados a un matrimonio de un colega de mi esposo.

Como era de esperarse, esta boda coreana ha sido la más diferente a la que he asistido. Aunque las bodas aquí están bastante “occidentalizadas”, tienen también aspectos propios de la cultura coreana.

El primer aspecto de notar, es que los matrimonios son tipo relámpago, pues toman por mucho dos horas de principio a fin. Como dirían en Corea, son pali pali (rápidas). En esas dos horas habrá ceremonia, sesión de fotos y buffet. El segundo aspecto es que según la tradición, los papás de los novios invitarán a todos sus conocidos, ¡sin importar que ni la novia ni el novio los conozcan! Esto lo hacen con el objetivo de mejorar su status y demostrar lo exitosos que son —el status es un asunto que se le da mucha importancia—. Por ello, las bodas pueden llegar a tener cerca de 500 invitados.

Actualmente, aquella tradición ha dejado de ser la regla, y ahora se pueden tener bodas más íntimas. A la que fuimos nosotros, por ejemplo, asistieron alrededor de 100 invitados.

Etiqueta de un matrimonio coreano

Antes de asistir a una boda en Corea, hay dos cosas importantes a saber: cómo vestirse y qué regalar.

¿Cómo vestirse en un matrimonio coreano?

Para los coreanos la apariencia personal es fundamental. Dado ello, siempre andan muy arreglados, maquillados y con el pelo impecable. Una de las grandes diferencias con el continente americano a la hora de vestir, es que tener un escote, así no sea indiscreto, es de muy mal gusto.

Oh oh… ¡me tocó comprar vestido!

En cuestión de duda, es mejor estar más arreglado de lo normal que pasar por la pena de no estarlo. Sin saber a ciencia cierta qué ponerme resolví lo siguiente: un vestido un poco arriba de la rodilla, unas medias veladas negras, unos tacones, y un abrigo. El atuendo resultó siendo perfecto, pues logré infiltrarme entre las coreanas.

Para los hombres, un traje con corbata fue la opción más recurrida. El único que llevaba esmoquin, en esta ocasión, era el novio.

boda-corea-1

¿Qué regalar en un matrimonio coreano?

En Corea no existen registros de matrimonio, por lo cual dar dinero es lo general: la suma que se regala es en promedio 50.000 wones por persona (US$50). Los billetes deben de ser nuevos y estar dentro de un sobre blanco.

Así como este

boda-corea-16

¿Acaso no es normal tener lluvia de sobres en un matrimonio? Eso mismo pensé yo. Pero esta lluvia de sobres es un tantico diferente…

Lugar donde se celebran las bodas coreanas

Existen edificaciones exclusivas para bodas conocidas como Wedding Halls. Estas se encargan de organizar todo lo de la boda: la decoración, la sesión de fotos, la ceremonia, la comida.

La boda a la que asistimos se llevó a cabo en uno de estos Wedding Halls localizado en el famoso barrio de Gangnam. En aquel sede habían 3 pisos: dos de ellos tenían salones de boda, y el otro contenía el restaurante.

boda-corea-11

Llegamos y había una cantidad de gente revoloteando de un lado a otro, pues 4 bodas más ocurrirían al mismo tiempo. Nos dirigimos al segundo piso y nos acomodamos en  la fila.

¿Fila?

¡Sí! para entrar a la boda hay que registrarse en una mesa. En ella, familiares de los novios estarán recibiendo los sobres con la plata, y a cambio, te darán un tiquete para la comida. Al mismo tiempo, firmarás un libro de asistencia.

boda-corea-2

Aquella lluvia de sobres terminó siendo un tantico peculiar…¿Ah?

Ceremonia de un matrimonio coreano

Faltando unos 5 minutos para la 1 pm (hora de la boda) entramos y nos acomodamos en el salón correspondiente. Así como en Colombia, a un lado se sientan los invitados por parte de la novia, y en el otro, por parte del novio.

boda-corea-10

Los pajecitos, los padrinos, las bridemaids y los groomsmen son inexistentes. Los únicos personajes de la ceremonia son los novios y los papás de ambos.

Primero, entraron las mamás de los novios vestidas con el traje tradicional coreano: hanbok. La mamá del novio lo lleva amarillo con verde y la de la novia rosado con morado.

boda-corea-3

Siguió el novio

boda-corea-4

Y por último, la novia con el papá cogido del brazo

boda-corea-5

Toda la ceremonia fue en coreano. No sabría decirles cuáles fueron las palabras, pues mis habilidades linguísticas todavía son muy reducidas. Los padres de ambos estaban sentados en unas sillas poltronas en primera fila. Los del novio al lado izquierdo y los de la novia al lado derecho.

boda-corea-6

En los 20 minutos que duró la ceremonia hubo el discurso del oficiante; una función musical (canción She escrita por Charles Aznavour) dedicada a las novios; una venia y abrazo por parte de los novios hacia cada par de padres; y el besito de marido y mujer.

boda-corea-9

Awwww!

Pero… ¿saben qué no hubo?

¡Intercambio de argollas!

Al parecer, el uso de argollas no es una tradición en la cultura coreana. Claro, hay parejas que sí las usas y las intercambian ya sea en la ceremonia, antes o después de ésta, pero no es costumbre general. Tampoco es común que haya anillo de compromiso, pues a diferencia de los occidentales, para ellos el compromiso no está simbolizado por un anillo. El compromiso se hace realidad cuando los padres de ambas partes se conocen.

Lo que sí es común son los anillos de pareja o couple rings. Estos anillos se intercambian a los 100 días de noviazgo como símbolo de amor y unidad. Tanto la chica como el chico lo llevan puesto.

El matrimonio es un hecho que, generalmente, la pareja acuerda en conjunto. No es raro que a los pocos meses del compromiso se celebre la ceremonia. ¿Ya ven por qué me enteré de esta boda como por arte de magia? A diferencia de Colombia, no se necesita cerca de un año para preparar la boda.

Sesión de Fotos

Apenas se acaba la ceremonia, se realiza una sesión de fotos en el mismo salón. Amigos, familiares y novios son protagonistas.

boda-corea-15

En Corea no existe la superstición que dice que si el novio ve a la novia con el vestido antes del matrimonio es mala suerte. De hecho, días previos, y también horas previas a la boda, la pareja se toma miles de fotos, ya sea con lo que usarán en la ceremonia, o con otros atuendos.

boda-corea-8

Aunque la novia tenía un ramo, no se hizo el lanzamiento de éste como lo haríamos en América —ritual en el que las chicas solteras se pelean por coger el ramo que definirá quién se casará enseguida—. Por el contrario, el lanzamiento se hizo solamente como parte de la sesión fotográfica. Para ello, solo una chica familiar de la novia se paró detrás de ella para agarrar el ramo y obtener la foto perfecta.

Buffet

Después de 20 minutos de fotos, fuimos al piso donde se encontraba el restaurante. Dicho restaurante, no está reservado solo para una boda, sino que todos los invitados de todas las bodas que se lleven a cabo al mismo tiempo, se reunen allí y disfrutan de un suculento buffet.

boda-corea-12

En el buffet se encuentra comida tanto coreana, como internacional. Yo, decidí llenarme de solo sushi.

boda-corea-13

Mientras nosotros comíamos, los novios junto a sus padres celebraban la ceremonia tradicional conocida como pyebaek. Para dicha ceremonia, los novios se cambian a la vestimenta tradicional hanbok y le hacen nuevamente reverencia a los padres quienes estan sentados en el piso al otro lado de una mesa baja repleta de comida tradicional coreana.

Al finalizar aquella ceremonia, los novios vinieron al restaurante y se tomaron fotos con todos los invitados.

boda-corea-14

Oh, hey, that’s me!

¡Y así fue como transcurrieron esas dos horas de un sábado en la tarde!  No hubo brindis, baile, hora loca, ponqué, ramo ni liga. Lo importante, es que los nuevos esposos declararon su amor frente al mundo y, ahora mismo, deben estar felices de la vida consumiendo su luna de miel en las hermosas islas de… ¡Ha, Ha Hawaii!

Aunque las bodas en Corea están bastante "occidentalizadas", tienen también aspectos propios de la cultura coreana.¡Descúbrelos aquí!

Si te gustan tanto las bodas como a mí, no dejes de leer los siguientes artículos:

¿Te gustó lo que acabaste de leer?
Suscríbete y recibe noticias y oportunidades para viajar, estudiar y trabajar en el exterior.

Es gratis, respeto tu privacidad, y no es spam. ¡Te lo prometo!

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top