Así me gané una beca para estudiar maestría en China: Entrevista a Silvia Rosero

A sus 23 años, Silvia Rosero cumplió uno de sus grandes sueños: salir de Colombia becada para ir a estudiar una maestría al otro lado del mundo, a China. Amante de las causas sociales, estudió Política y Relaciones Internacionales en la Universidad Sergio Arboleda y ahora se encuentra cursando una maestría en Desarrollo Rural y Gerencia en China Agricultural University en Beijing.

Alcanzar su sueño no fue fácil: cuando estaba en el grado once, sus papás se separaron. No tenía suficiente dinero para ingresar a una buena Universidad en Colombia y su inglés era muy básico. Eso sí, desde pequeña ha sido una excelente estudiante y su disciplina la terminó premiando sacando el puesto 13 en el ICFES. Se presentó a varias universidades en Bogotá y por su sobresaliente desempeño en el ICFES, la Universidad Sergio Arboleda le ofreció una beca.

Mientras cursaba su carrera, Silvia trabajaba en un call center y hacía labores de voluntariado. Una de esas labores las realizó por 8 meses en KOICA, organización coreana en la cual fue contratada como asistente tiempo después gracias a su perseverancia. Silvia llevaba varios meses aplicando a becas en el exterior (aplicó a 8) hasta que por fin recibió la noticia que se había ganado la beca para ir a China. Era el 2019, y su sueños se venían cumpliendo, tanto laboral como académicamente.

Y llegó el 2020. Y ya todos sabemos que pasó. Silvia se encontraba viviendo en la capital del país foco del COVID-19. El sueño de su vida se vio interrumpido, pero su motivación sigue intacta. A continuación te dejo con la entrevista de Silvia, quién nos cuenta cómo se ganó la beca, cómo es vivir y estudiar en China y cómo la pandemia impactó sus planes.

¿A qué beca aplicaste?

Apliqué a las becas de MOFCOM (Ministerio de Comercio de China) para ayuda en países en desarrollo especialmente en África, el Sudeste Asiático y Latinoamérica. Estas becas son preferencialmente (pero no únicamente) para funcionarios de Estado y su objetivo es que las personas con potencial puedan desarrollar más sus capacidades y sean futuros líderes y representantes de su nación.

Puede interesarte leer:

Becas en China para Colombianos

¿Qué te motivó ir a China?

3 hechos me motivaron a ir a China:

1) Mi amiga que previamente fue becada en China

Una amiga que amaba China y había sido becada por MOFCOM para un seminario de conservación de recursos naturales por un mes en China, me introdujo a China y todas las posibilidades de becas que ofrece China. El gobierno Chino ofrece alrededor de 70 becas para colombianos al año, son muy amplias y no tan difíciles de aplicar. Tristemente, la mayoría se pierden porque la gente no aplica.

2) Mi interés por la cultura asiática

Aunque a mi no me gusta ni la música, ni los chicos estrella ni nada de lo que les gusta mucho a las jóvenes de hoy día, me ENCANTA la historia de los países del noroeste asiático. Son demasiado honorables, sorprendentes y su forma de ser basada en valores milenarios, me parece increíble.

3) China como potencia mundial

China es una potencia mundial y su economía va en ascenso a pasos agigantados para ser la líder internacional. Eso es algo que los colombianos no nos hemos dado cuenta todavía y por eso a veces ignoramos venir a China y preferimos aplicar a estudios únicamente en Estados Unidos o Europa.

¿Cómo fue el proceso de aplicación a la beca?

El proceso de aplicación fue largo y tortuoso pero al final todo valió la pena. Las becas del gobierno chino se ofrecen a través del ICETEX, Pero lastimosamente el ICETEX recibe la oferta del gobierno Chino y las publica hasta unas semanas después en el sitio web.

Afortunadamente, yo había estado pendiente de la página de estudios y becas de China, lo que me permitió ir preparando los papeles con anticipación. Apenas las ofertas en el ICETEX aparecieron, me presenté.

Las becas de MOFCOM solo permiten aplicar a una universidad, así que yo no apliqué a ninguna de las 3 top de China, sino a una de las mejores 50 pensando que eso haría más fácil la aceptación en la aplicación.

Muchas noches no dormí pensando en que no lo lograría. Se suponía que las clases empezaban en septiembre, pero era finales de agosto y yo no recibía ninguna respuesta. Dos semanas antes de irme a China, a mediados de septiembre del 2019, la universidad escribió que yo había sido aceptada. Pedí una visa express de estudiante y 2 días antes del viaje estaba recibiendo mi visa.

¿Necesitas tener conocimiento de inglés, chino mandarin o algún otro idioma para aplicar a la beca?

Únicamente necesité de inglés. En la aplicación de la beca piden por lo menos un mínimo de 6.0 en el examen del IELTS.

8 consejos para aprender y practicar inglés desde casa

¿Qué te incluye la beca?

Las becas de MOFCOM incluyen:

  • Tiquetes ida y vuelta
  • Cuarto individual en la universidad
  • Estipendio por mes de 3000 yuan ( ~1,696,230 Pesos Colombianos )
  • Subsidio para libros cada 8 meses de 500 yuan ( ~282,705 Pesos Colombianos )
  • Cuota de adecuación a la llegada de 3000 yuan ( ~1,696,230 Pesos Colombianos )

La beca es suficiente para vivir.

¿Cómo fue tu llegada a China?

¡Ay Jesús! Creo que en verdad es un recuerdo feo, no por el país, sino por mi ignorancia. Yo para el momento lo máximo que viajaba era a Melgar. Recuerdo que llegué al aeropuerto de Beijing después de un vuelo de 23 horas. Estaba sudada, cansada, con muchísimo sueño y asustada (yo nunca había viajado en un vuelo de más de dos horas).

Me bajé del avión y yo había escuchado del bloqueo del “gran firewall de China” que tiene bloqueado el acceso a Google, Gmail, Facebook, Instagram, WhatsApp, entre otras redes. Por lo tanto, descargué desde Colombia un VPN (Virtual Private Network) para desbloquear dicho bloqueo y avisar a mi familia que ya había llegado; yo pensé que con eso sería suficiente y luego la universidad me ayudaría a acceder a las redes, pero no.

Lo que no sabía es que a cada rato el gobierno chino está “tumbando” esos VPN. Por lo tanto, uno debe descargarse varios VPN por si uno deja de funcionar.

Sumado a eso, por esa época nos estábamos acercando a la celebración de los 70 años de la revolución comunista (algo MUY importante para China) y eso significaba que el gobierno bloquería la mayor cantidad de VPNs que pudiera. Duré incomunicada con mi familia por 3 días. Ellos estaban muy asustados, tanto que incluso llamaron a la Embajada de Colombia en Beijing para que preguntaran por mi en la universidad. La embajada hizo una gran labor y estuvieron pendientes.

Cuando llegué al cuarto en el que dormiría me enteré que en la cultura china es normal que cuando uno llega a una casa “nueva” se la entreguen tal y como los dueños anteriores la dejaron. Los estudiantes que habían estado allí dejaron esos cuartos sucios (¡imagínate el baño!) y nadie había estado allí desde hacía 6 meses.

Habían desinstalado todos los servicios públicos y la universidad no respondía. Terminé durmiendo en el colchón que nos dieron con las cucarachas corriendo a la mitad de la noche y bañándome 4 días después. Pero mi experiencia de China cambió completamente una vez ya estaba acomodada y había organizado mi vida en el país.

¿Cómo es ser estudiante en China?

Ser estudiante internacional en China es una experiencia gratificante, pero que da unos choques culturales. Los chinos son muy trabajadores y eso mismo se ve reflejado en su sistema de enseñanza:

1) Una materia puede durar entre 2 y 4 semanas, no como en Colombia que dura el semestre entero.

2) El estilo chino no es muy dado a hacer las clases interactivas para que el “estudiante quiera poner atención”. Se presupone que el estudiante -debe- poner atención para que tenga buenas notas, pase los exámenes finales y salga adelante en la vida. El profesor es una autoridad en todo el sentido de la palabra. No está bien visto llegar 5 minutos tarde, ni quedarse preguntándole sobre el tema después de clase.

3) Una sola clase normalmente dura 4 horas seguidas, eso es algo que yo nunca había experimentado en Colombia. A veces tenía dos clases seguidas y no alcanzaba ni a ir a comer, entonces me empacaba dos sándwiches.

4) Tenía clases hasta las 10 de la noche los viernes en el invierno de diciembre. Pero lo más duro fueron las clases de navidad y año nuevo. Como en China no creen en la navidad y tienen un año nuevo diferente, los estudiantes seguíamos teniendo que funcionar normalmente hasta finales de enero. Tuve muchas ganas de llorar. Mi familia me enviaba fotos y yo me sentía muy sola. No había nada que se asemejara a la navidad en mi entorno y yo era la única latina de toda la universidad.

5) Una cosa es la presión de las clases y otra cosa son los trabajos que mandan los profesores. A mí por ejemplo, solo me mandaban 1 o 2 trabajos en toda la materia y tal vez me hacían un examen. Eso para mí fue un gran cambio respecto a Colombia porque yo allá estaba acostumbrada a siempre estar entregando trabajos cada semana. En China, aunque uno solo tiene una oportunidad para entregar un trabajo largo y toda la nota dependa de ese trabajo, las posibilidades de pasar con buenas notas son muy altas.

¿Cómo te impactó la propagación del COVID-19 en China?

Para el momento en que llegó el COVID-19 con fuerza, ya habíamos salido a vacaciones por la celebración del año nuevo chino. Yo me había ido a hacer un voluntariado a una zona rural en Indonesia y estaba incomunicada. El internet solo funcionaba en una puerta de la casa de los voluntarios y, aunque le había escuchado algo a la gente que veía las noticias en el idioma local y me traducía, jamás me imaginé que sería algo tan serio.

Todo se volvió realidad para mí cuando la coordinadora de estudiantes MOFCOM me llamó a media noche y nerviosa me dijo que no podía volver a China y que debía volver a mi país sin parar en China. ¡Quedé asustada toda la noche!

¿Pero qué podía hacer yo? Yo solo tenía en mis manos una maletita de 5 kg en la que llevaba toda mi ropa. En ese momento, el COVID estaba haciendo estragos en Asia y no había tratamiento ni información de él. Parecía una especie de plaga negra. Aún es una plaga, pero se está controlando en la medida de lo posible; en cambio, en aquel momento todo era muy borroso y se sentía como el fin del mundo. Estados Unidos estaba cerrando fronteras con China y la gente empezaba a morirse en todo el mundo.

Hablé con todos mis familiares y decidí devolverme a Colombia pues todo era muy impredecible. Yo pensé que la emergencia duraría tal vez uno o dos meses y que el COVID-19 no llegaría con fuerza a Colombia. Pero ni lo uno ni lo otro. El gobierno chino canceló las visas de todos los extranjeros que estuvieran fuera del país y la verdad lo entiendo. China tiene la población de un continente entero (1.5 billones de personas) un caso sin control podría ser mortal entre tanta gente. Aquellos estudiantes que entraran al país de vuelta y volvieran a entrar a la universidad, serían multados con cancelación total de la beca.

A manera de seguimiento, la universidad nos pide la temperatura todos los días vía internet. A ún no sé exactamente cuándo volver, ni la universidad nos ha dicho nada. Pero estimo que será a comienzos del otro año.

¿Las clases son en inglés, chino mandarin o algún otro idioma?

Las clases son 100% en inglés. También nos dieron clases de chino básico por 6 meses cada sábado.

¿Cómo es vivir en China como colombiano?

China es como vivir en otro mundo. El ritmo de vida es acelerado. Beijing es especialmente grande, por no decir gigante y la gente es muy puntual. Los chinos son muy abiertos a recibir extranjeros ya que, por muchos años, China estuvo cerrada al exterior y no se veían muchos extranjeros en sus tierras.

Eso no significa que los chinos estén listos a hablar abiertamente con los extranjeros apenas los conocen o que no les de pena hablar en inglés, pero son muy buenas personas, muy humildes y les gusta disfrutar la presencia de extranjeros. Recuerdo que alguna vez fui al cine con mis amigos chinos y no hablamos mucho, pero la pasamos muy bien, incluso con la falta de comunicación constante disfrutamos de la compañía de cada uno. Ellos eligieron la única película en inglés que había en el cine solo para que yo la pudiera ver.

Algo que me encantó de China fue el hecho de que allá las drogas están seriamente penalizadas, por lo que la población casi no conoce de la cocaína ni otro tipo de sustancias ilícitas. Por eso mismo, yo NUNCA fui juzgada por ser colombiana, ni me hicieron chistes relacionados con la cocaína, Pablo Escobar, o algún tema parecido. Eso es un gran descanso porque a veces cuando uno conoce extranjeros con la primera idea que vienen es un prejuicio muy malo hacia nuestro país. Pero con los chinos es como si uno fuera un libro en blanco porque prácticamente no saben nada de Colombia.

Yo creo en Dios pero en China son ateos y el gobierno no es muy amigo de las iglesias de ningún tipo. No se le permite a los extranjeros “predicar” su religión con los chinos, ni tratar de introducirlos a ningún tipo de religión, pues para ellos lo más importante es el partido comunista. Sin embargo, a mi siempre se me permitió como extranjera practicar mi religión aunque no podía compartirla y a veces el gobierno nos hacía cambiar de locación, o no permitía reuniones de más de 50 personas.

En China la comida es muy picante y no tiene nada que ver con la comida colombiana. La comida de los restaurantes chinos de Colombia no se parece en nada a la comida que comí allá. Resulté comprando muchas frutas y tomando sopas instantáneas. Planeo volver con mejores dotes para la cocina.

¿Qué le recomendarías a un colombiano con deseos de vivir en el exterior?

Le recomendaría estas 4 cosas que a mí me hubiera gustado saber antes de irme:

1) Aprende el idioma del país al que quieres ir, una vez uno sabe el idioma del país las puertas se abren muchísimo más fácil. 5 minutos en Duolingo a diario y una o dos clases a la semana o videos en YouTube, hacen una GRAN diferencia. Con el tiempo le irás tomando más el gusto al idioma y aprenderá más de él.

2) Busca las oportunidades y prepárate con tiempo para ellas.

3) No creas que por irte a estudiar a equis (x) país significa que vas a tener que quedarte viviendo allá. No le tengas miedo y lánzate a ir y vivir experiencias y culturas diferentes.

4) Intenta cuantas veces sea necesario. No te compares.

Y así como lo dice una de mis frases favoritas: “el que nació pa’ cocinero del cielo le cae el caldero”. Sueña, perservera y ¡convéncete de que eso que deseas sí lo vas a lograr!


¡Gracias Silvia por tu tiempo!

A ti que estás leyendo, seguiré trayéndote más entrevistas de otros colombianos en el exterior para que veas que ese sueño de vivir en el extranjero no está tan lejos. ¿Tienes alguna sugerencia acerca de alguien que te gustaría que entrevistara o de alguna temática de la que te gustaría saber más? Déjame saber en los comentarios.

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

4 comentarios en “Así me gané una beca para estudiar maestría en China: Entrevista a Silvia Rosero”

  1. Avatar
    Camila Piedrahita

    Amaría ver una de Pregrado en China.
    He estado buscando información sobre el procedimiento y todo lo relacionado, en serio he estado buscando en cada pagina, hasta en Youtube! (Aunque teniendo en cuenta que no se puede en china utilizarlo, buscaba con la esperanza de encontrar) pero no aparece (no hay entrevistas de aquí en Colombia) toda la información que he encontrado es por partes, aunque sigo investigando, de verdad quiero ganarla :D sería muy útil para mí saber a qué atenderme y cómo debo prepararme.
    De igual forma me encantó está entrevista, está muy útil, hay mucha información, unas la imaginaba y las otras no, pero es muy informativa.
    Super!♡ Muchas gracias por compartir la información

    1. Andrea

      Gracias Camila! Si… tengo pendiente una de pregrado ;) Si llego a conocer a alguien becado en pregrado, le estaré haciendo una entrevista. Gracias por leer y me alegra te sea útil la información. Puede serte también útil leer el artículo sobre Becas en China para Colombianos. Saludos :)

    2. Avatar

      A principios de este año me postule a la beca del gobierno chino para estudiar pregrado en universidad de allá. Lamentablemente, no fui seleccionada. He estado muy triste últimamente, pero leer tu blog me devuelve la esperanza y las ganas de seguir luchando por mis sueños. ¡muchas gracias!

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top