Viaje

Itinerario de viaje a China para 1 semana

Con tanta cosa qué ver en China, puede parecer una tarea imposible decidir qué ver durante una semana. ¡China es gigante! Lo cierto es que para que veas lo más en una semana, vas a tener que priorizar a dónde vas. Todas las guías y blogs que leimos previos al viaje coincidían en que los destinos para visitar en tu primera visita deberían ser Beijing, Xi’an y Shanghai. Y después de recorrerlos personalmente atesto que sí son una excelente combinación entre historia y modernidad. Aquí en este artículo te voy a contar el itinerario que seguimos para que te des una idea de a dónde ir y qué visitar en estos 3 destinos.

Si quieres más detalles de qué tener en cuenta al visitar China, visita esta Guía de Viaje que escribí

Ten en cuenta

$1 Dólar = $3.100 Pesos Colombianos = 6.7 Yuan

Este mapa que ves a continuación incluye nuestro recorrido y los lugares de interés que visitamos en China durante una semana. De ciudad a ciudad nos movimos en tren nocturno, así que la ruta que te muestra de un punto a otro no es exactamente el que toma el tren. Más abajo verás en detalle el recorrido que hicimos día por día. ¡Guarda este artículo para que lo tengas como referencia durante tu viaje a China!

***Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :) ***

Beijing

Para iniciar tu viaje empieza visitando Beijing, la capital de China donde se asentaron las dinastías Ming y Quing hasta la creación de la República en 1911 y donde por ende podrás visitar dos de las estructuras más importantes del país: la Ciudad Prohibida y la Gran Muralla China.

El aeropuerto internacional de Beijing donde estáras llegando es The Beijing Capital International Airport. Está localizado a 30 km del centro ciudad y para llegar a la ciudad tienes 2 principales opciones de transporte público:

  • Beijing Airport Express Train: El costo de una ida es de aproximadamente 4 dólares. Es recomendado si llevas poco equipaje.
  • Beijing Airport Shuttle Bus: Esta es una excelente opción si el hotel donde te estarás quedando queda cerca a uno de los paraderos del bus. Este fue el método que nosotros tomamos y nos pareció muy bueno. El tiquete costó 4 dólares, se demoró 45 minutos en llegar a la ciudad y nos dejó a una cuadra de nuestro hotel.

Dónde alojarse en Beijing

Para que estés cerca a los sitios de interés que visitarás durante tu viaje, es recomendable que te quedes en una de las áreas turísticas y centrales. Nosotros optamos por quedarnos en el Park Plaza localizado en Wanfujing, un área comercial al este de la Ciudad Prohibida y área que te recomendaría. 

Reserva aquí el Park Plaza

Para buscar más opciones puedes hacerlo por Booking.com, o por TripAdvisor.

Qué visitar en Beijing

Día 1

Para empezar tu visita a Beijing con todas las de la ley, ve a Tiananmen Square —una de las plazas pública más grandes en todo el mundo— y donde se encuentra localizado el monumento a los héroes del pueblo, la torre de Tiananmen, el masuleo de Mao Zedong y el Museo Nacional de China. 

De  Tiananmen sigue a la increíble Ciudad Prohibida. La Ciudad Prohibida es el complejo con el mayor conjunto de estructuras de madera más antiguas en todo el mundo. Tiene 980 edificios y fue hogar de los emperadores de las dinastías Ming y Quing (24 emperadores en total) de 1420 a 1912. Se llama La Ciudad Prohibida (Forbidden City en inglés) porque nadie podía entrar ni salir del palacio sin el permiso del señor emperador. 

Tip: para entrar tanto a  Tiananmen como a la Ciudad Prohibida, necesitas mostrar tu pasaporte. La única entrada hacia la Ciudad Prohibida es por medio de la misma entrada a la Tiananmen Square donde también te toca mostrar tu pasaporte y pasar por un detector de metales. La entrada a  Tiananmen es gratis pero para la Ciudad Prohibida sí tienes que pagar (40 Yuan de Nov a Marzo y 60 Yuan de abril a octubre). Asegúrate de llevar efectivo. 

Desde la salida de la Ciudad Prohibida puedes visitar Jingshan Park, un bonito parque donde hay una loma con una mirador hacia la Ciudad Prohibida (la entrada al parque es de 2 Yuan).

Después de tanta caminata durante el día, para la cena prueba el plato más famoso del área, el Peking Duck, un plato que se originó durante la dinastia Ming hace más de 600 años. 

Día 2

Para el segundo día empieza tu recorrido en Temple of Heaven, el mayor templo de su clase en toda la república popular de China. Era aquí donde los emperadores de la dinastía Ming y Qing (desde 1420 a 1900) alababan y daban gracias por las cosechas (la entrada es de 30 Yuan  de diciembre a marzo y de 35 Yuan de abril a noviembre). 

De allí puedes seguir tu camino a Quianmen Street, una famosa calle peatonal de aproximadamente un kilómetro de longitud que cuenta con edificios cuyo estilo se asemeja a la arquitectura de la dinastía Qing (1644 – 1911). Allí se encuentran varios restaurantes, galerías y tiendas para entretenerte un rato. 

Una vez hayas caminado Quianmen Street, explora las callecitas aledañas. Conocidos como hutongs, son callejones que forman el casco antiguo de la ciudad de Beijing y que en su mayoría fueron construidas durante las dinastías Yuan, Ming y Qing. Están conformados por casitas de entrada estrecha y varias de ellas son actualmente pequeñas tienditas, supermercados y restaurantes. Allí probé un té de arroz con leche de coco, sabía parecido al arroz con leche que comemos en Colombia pero en bebida. 

Al norte de Quianmen Street se encuentra Wanfujing, la calle peatonal más famosa de toda Beijing. Además de sus centros comerciales y gigantescas tiendas, en Wanfujing también podrás encontrar un mercado nocturno y una calle dedicada a comida callejera. Toma el riesgo y para tu cena prueba alguna de las ofertas de comida que se ofrecen allí: hay wrap de pato, wrap vegetariano, banana frita… quén quita, ¡puede que te arriesgues a probar uno de los insectos-pasabocas!   

Día 3

El tercer día es el día para ir a lo más bonito que visité durante mi estadía en Beijing: ¡La Muralla China!

La Muralla fue construida en la disnastia Qin 200 años antes de Cristo para protegerse de ataques de la actual Mongolia. Debido a su extesión —en conjunto mide 21.196 kilómetros— tiene varias secciones abiertas al público y tramos que puedes visitar y caminar. La sección a la que nosotros fuimos se llama Mutianyu. Además de ser una de las más cercanas a la ciudad (queda a 80 km de Beijing) es una de las más preservadas y ofrece facilidades como subir/bajar en un metro cable ¡o lanzarse desde la cima por un tobogán!

Para llegar allí es recomendable que vayas en un tour desde la ciudad. Es posible llegar en transporte público por ti mismo, pero aparte de que la señalización está en chino, puede que los boletos se acaben antes de tu partida. El tour que tomamos nosotros se llama Downtown Backpackers y fue el más económico que encontramos. Todos giraban alrededor de $100 dólares y nosotros pagamos $50. Incluye ida, vuelta, entrada a la muralla y almuerzo (el boleto para el metrocable no viene incluido).

Vista desde la torre 20

El bus del tour sale de la ciudad a las 7:30am y está llegando a la muralla a las 9am. Después de tomar el metro cable, estarás en la muralla de 9:30am a 12pm. El metro cable llega a la torre 14 y de allí puedes caminar hacia la torre 13 y seguir descendiendo, o a la 15 y seguir ascendiendo. La mejor vista es desde la torre 20, a donde te demoras unos 45 minutos en llegar a paso normal. Para bajar de la muralla te toca devolverte a la torre 14, o si lo prefieres, puedes ir hasta la torre 6 donde hay un tobogán. Eso sí, el punto de encuentro del tour es en la base del metro cable donde almorzarás con el grupo y de allí saldrás de regreso a Beijing tipo 2pm llegando de vuelta aproximadamente a las 4pm.

Después del ejercicio en la muralla, tómate un descanso y para la cena ve a comer Hot Pot, uno de los tradicionales platos en Beijing. Para ello te recomiendo el restaurante Haidilao, tienen varias sedes alrededor de la ciudad, y al que yo fui quedaba en el centro comercial The Place y la decoración me pareció espectacular.

Día 4

Para el cuarto y último día fuimos a visitar el Summer Palace, el palacio de verano del emperador de China. Fue construido en 1750 y después de ser prácticamente destruido en una guerra en 1860, fue reconstruido en 1886 y fue abierto al público en 1924. Dentro del territorio hay pabellones, jardines, lago, ¡mejor dicho! Allí puedes pasar toda la mañana absorviendo la sorprendente arquitectura y admirando las vistas a la ciudad desde allí.

Por la tarde, antes de ir a tu próximo destino, ve al Silk Market, un mercado de 7 pisos donde podrás ver el Made in China en todo su esplendor. Así sea solo por curiosidad, ve a ver la dúplica de marcas famosas y super costosas. Bolsos de Louis Vuitton, relojes de Rolex, Gafas de Sol Ray Ban, todo por un décimo del precio normal. Eso sí, como buen colombiano, ¡toca pedir rebaja y regatear! Nunca tomes el primer precio que te ofrecen.

 Alrededor de las 6pm, ve a la estación de trenes para alistarde a ir a tu próximo destino: Xi’an. El tren nocturno de Beijing hacia Xi’an generalmente sale a las 8:40 pm. Puedes comprar los tiquetes en la misma estación pero esta ruta es muy popular por lo que te recomiendo comprar los tiquetes por adelantado en Trip.com.

Xi’an

A las 8:30am del siguiente día llegamos a la estación de trenes de Xi’an donde nos encontramos con el tour privado que tomaríamos por el día. Lo rentamos por medio de la empresa China Xian Tour el cual incluía los guerreros de Terracota, almuerzo, visita a la muralla de la Ciudad, Muslim Quarter la Bell Tower y la Drum Tower. Puedes leer las reviews en TripAdvisor aquí, y mirar toda la información en el sitio web de la empresa aquí

Al igual que Beijing, Xi’an es una ciudad repleta de historia. Fue la capital de 13 dinastías y fue la tierra natal de la mayoría de emperadores que estuvieron al mando en China. Xian es famosa por los guerreros de Terracota, un conjunto de 8000 estatuas de guerreros y caballos de terracota a tamaño real que fueron enterrados junto con el primer emperador de China de la dinastía Qin en el año 209-210 a.C. Cada guerrero tiene facciones y características diferentes semejando a una persona en específico. Ha sido clasificada por algunos medios como la octava maravilla del mundo, ¡y después de verlos no me queda duda del por qué!

La muralla de la ciudad está clasificada como la muralla de ciudad más extensa en todo el mundo construida durante la dinastía Ming en el años 1370. Para recorrerla puedas caminarla o alquilar una bicicleta. Por escases de tiempo no alcanzamos a hacerlo, !pero me hubiera encantado!

Después de visitar el Muslim Quarter, la Bell Tower y la Drum Tower el tour nos dejó nuevamente en la estación del tren donde tomaríamos el tren nocturno para nuestro siguiente destino: Shanghai. Dependiendo del número de personas, el precio del tour varía. Para 2, el precio por persona fue de $105 dólares c/u. Un poco elevado para nuestro presupuesto, pero estando cortos de tiempo vale la pena hacerlo. Puedes leer las reviews en TripAdvisor aquí, y mirar toda la información en el sitio web de la empresa aquí

Si vas a quedarte más de una semana, ¡Xi’an es un excelente destino para pasar más de un día!

A las 7:45pm cogimos el tren nocturno hacia Shanghai. Esta vez el tren era uno de los rápidos y más modernos y se notó la diferencia: no hacía tanto ruido, los camarotes eran modernos y el baño limpio. Para reservalo, usa Trip.com.

Shanghai

La tercera ciudad para visitar es Shanghai, la ciudad más poblada  y también la más desarrollada de toda China continental. Si en Beijing y en Xi’an viste y te empapaste de historia, en Shanghai verás el lado moderno y futurístico de China.

Dónde alojarte en Shanghai

Teniendo en cuenta que People’s Square es el centro de la ciudad, intenta quedarte por sus alrededores. Nosotros optamos por quedarnos en el East Nanjing Road, a una cuadra de la salida de la estación del metro East Nanjing Road, en el hotel Metropolo Jinjiang Hotel Classiq. La ubicación es fantástica porque, además de tener la facilidad de tener el metro al lado, estás a 10 minutos a pie de People’s Square y a 15 minutos del Bund.

Reserva aquí Metropolo Jinjiang Hotel Classiq

Para buscar más opciones puedes hacerlo por Booking.com, o por TripAdvisor.

Qué visitar en Shanghai

Día 1

En el primer día en Shanghai caminamos explorando los diferentes escenarios de Shanghai. En el centro de la ciudad se encuentra localizada la People’s Square, una plaza donde verás a los locales pasar un buen rato, y practicando desde Tai Chi hasta haciendo piruetas y shows de baile. A un par de kilómetros de allí podrás visitar el Bund, el famoso miradero al borde desde donde se observa la tradicional vista futurista de Shanghai.

Para divertirte un poco vitrineando, ve a la Nanjing Street, la principal calle comercial y peatonal de Shanghai. Está dividida en 2 secciones: East Nanjing Road, desde el Bund hasta Peoples Square; y West Nanjing Road, desde People’s Square hasta Jing an District. Allí encontrarás desde grandes y famosas tiendas como la de M&M, como restaurantes locales y lugareños practicando diferentes tipos de ejercicios en medio de la calle.

Otros lugares aledaños que puedes explorar son los Jardines Yuyuan, El Museo de Shanghai, Xintiandi y Shanghai Old Street.  

Día 2

El último día en China fuimos a visitar Shanghai Disneyland. Es el parque de Disney más nuevo (fue construido en el 2016) y el cuarto de toda Asia (hay 2 en Tokyo y uno en Hong Kong).

Para comprar los tiquetes puedes hacerlo en línea en Klook donde obtienes un descuento del 10% en la entrada, para un valor total de US$55 por persona. Cuando llegues al parque te entregarán la entrada en físico.

Compra tus entradas de Disney aquí y recibe el 10% de descuento

Las atracciones que a mí más me gustaron fueron las de Piratas del Caribe y la de Camp Discovery. La preferida de mi esposo fue la montaña rusa de Tron del Tomorrowland, una montaña parcialmente a la interperie donde en vez de ir sentado en una silla con la espalda recta, vas en una silla que asemeja a una moto, y va rápido, muy rápido. Indicada para los más aventureros en busca de adrenalina pura.

Descárgate la aplicación de Shanghai Disney Resort (iOS / Android), donde además de tener el mapa de todo el parque, podrás ver los tiempos de espera de cada atracción durante el transcurso del día y aplicar por Fast Pass para evitar las largas filas (puedes aplicar a una atracción al tiempo, cuando ya uses el pase en esa atracción, puedes aplicar por otro Fast Pass).

Para ir al aeropuerto internacional de Shanghai, Pudong International Airport, ya de vuelta a casa o a otro destino internacional, toma el mavleg train. Es el primer tren comercial de alta velocidad que utiliza levitación magnética para moverse. ¡Va muy rápido! Su máxima velocidad es de 430 km/h! Se toma desde la estación Longyang Road, se demora 8 minutos en llegar al aeropuerto y el tiquete (con comprobante de pasabordo) tiene una tarifa de 40 Yuan.


Phew! Una semana muy movida. Espero te sirva el itinerario de una semana por China. Guarda el artículo para futura referencia y déjame saber si tienes preguntas acerca del viaje. 

También puede interesarte

Guía de viaje a China

¿Qué ver en Taipei, Taiwan?

Escapadas de un día desde Taipei

¿Qué comen los Taiwaneses? 

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Guárdalo y suscríbete con tu email en la caja de abajo para que no te pierdas ningún post 🖤 Sigue también mis viajes y mis aventuras diarias por Corea, Asia y el mundo en Facebook y en Instagram. ¡Por allá te espero!

¿Te gustó lo que acabaste de leer?
Suscríbete vía email para no perderte ningún post.

Es gratis, respeto tu privacidad, y no es spam. ¡Te lo prometo!

Previous Post Next Post

No Comments

Leave a Reply