Cómo planear tu presupuesto de estudiante en el exterior

Presupuesto de estudiante para la universidad en el exterior

¿Estás planeando y organizando tu vida como estudiante en el exterior? Ya sea que te vayas a estudiar a Europa, Asia, Australia o América, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en tu proceso de planeación es el presupuesto con el que contarás durante tu vida como estudiante. Es decir, además de estar al tanto de cuánto cuesta la universidad en el exterior, al momento de materializar tus planes, deberás prepararte en cómo vas a cubrir tus gastos para vivir en el exterior.

Es supremamente importante que al momento de planear tus estudios en el exterior, organices tu dinero y tengas claro con qué entradas de dinero y con qué salidas de dinero cuentas en el exterior. Así podrás definir tu comportamiento diario, saber cuánto dinero necesitas destinar a gastos necesarios y cuánto te queda para divertirte: salir a restaurantes, a fiestas y ¡a viajar!

Calcula tu presupuesto de estudiante en 3 pasos

Para hacer y calcular tu presupuesto de estudiante, empieza por hacer lo siguiente:

  1. Establece el periodo de tiempo por el cual vas a calcular tu presupuesto. Puedes hacerlo mensual, semestral o anual. Por lo general, el periodo de tiempo más usado es el mensual, por lo que te recomiendo hacerlo con este periodo.
  2. Define tus entradas y salidas de dinero mensuales. Es decir tus ingresos y tus gastos. Más adelante te describo los detalles de cómo calcular los ingresos y los gastos.
  3. Haz un balance de tu presupuesto evaluando tus ingresos y tus gastos. Si es necesario haz algún cambio en cómo manejas tu dinero de estudiante.

Una herramienta que puedes utilizar para averiguar el costo de vida en un destino en específico es la página de Numbeo. En ella puedes averiguar promedios de arriendo, mercado, transporte y más!

Categorías de tu presupuesto como estudiante

Presupuesto de estudiante en el exterior

Dentro de las categorías que hacen parte de tu presupuesto de estudiante tenemos las que hacen parte de las entradas de dinero y las de salidas de dinero. Ello se ve ilustrado de la siguiente manera:

Entradas de Dinero

En las entradas de dinero, vas a clasificar todos los ingresos que recibirás como estudiante en el exterior. Algunos ejemplos de ingresos que posiblemente recibirás son:

  • Becas
  • Apoyos Financieros (de alguna organización, del gobierno, de la misma universidad o alguna otra)
  • Préstamos
  • Salario de algún trabajo que tengas
  • Ahorros
  • Dinero que te envían tus familiares

Ten en cuenta que dependiendo del país donde vayas, pueda que no te sea permitido trabajar los primeros meses, o por un largo periodo de tiempo y debas demostrar recursos para sostenerte. Averigua las condiciones de la visa de estudiante de cada país en la embajada correspondiente.

Salidas de Dinero

Las salidas de dinero representan todos los gastos que se te van a presentar en un período de tiempo determinado. Estos gastos a su vez pueden categorizarse en gastos fijos y gastos variables.

Gastos fijos

Los gastos fijos son todos esas cuentas que deberás pagar de manera obligatoria mes a mes. Las cantidades pueden variar un poco, como por ejemplo en el caso de los servicios públicos, pero en general estos gastos son fijos porque los tienes que pagar sí o sí mensualmente. Esos gastos fijos pueden ser:

  • Matrícula
  • Alojamiento
  • Servicios públicos
  • Celular / internet
  • Seguro médico

Recuerda usar la página de Numbeo para darte una idea promedio de cuánto es el costo de vida del destino a donde planeas ir. Puedes también unirte a grupos de colombianos en Facebook y averiguar con personas que ya están estudiando en tu destino deseado.

Gastos variables

Como su nombre lo indica, los gastos variables son aquellas salidas de dinero que varían mes a mes. En general, en estos gastos clasificarás todo aquello en lo que tú tengas el control de definir cuánto pagas por ello. Por ejemplo, cuando vas al supermercado tú puedes decidir que productos compras, o si vas a un restaurante puedes definir qué tanto y qué comes.

  • Mercado
  • Restaurantes
  • Entretenimiento
  • Compras (ropa, zapatos, misceláneos)
  • Viajes

Algunos gastos que generalmente serían variables pero pueden ser fijos para ti dependiendo de las condiciones de tu universidad y/o el destino donde estés, podrían ser:

Alimentación: en el caso de que tengas que pagar una cuota mensual para alimentarte dentro de la universidad.

Transporte: en el caso de que exista una tarjeta de transporte por la cual pagues una única tarifa por todo el mes.

Nota: ¡ahorra!

En la medida de lo posible, ¡ahorra! El ahorro es una de las prácticas más beneficiosas en el largo plazo para ti. Si ahorras cada mes, al cabo de unos cuántos meses podrás darte un gustico con el que has soñado, ¡como por ejemplo un viaje! Así mismo, podrás cubrir situaciones y gastos inesperados, como por ejemplo si te enfermas, y por último, podrás ir formando un hábito de ahorro por vida que en unos años agradecerás.

Presupuesto de estudiante para viajar

Según tus ingresos, establece una cantidad que puedas ahorrar. Lo ideal es entre un 10 y 20%. En este otro artículo te cuento tips para que ahorres estratégicamente.

Haz un balance de tu presupuesto

Después de definir los ingresos y los gastos mensuales que tendrás como estudiante en el exterior, lo siguiente es hacer el balance del movimiento de tu dinero para así evaluar si necesitas modificar la manera de administrar tu dinero. Para ello, a los ingresos le vamos a subtraer los gastos fijos como primera medida y de últimas los gastos variables.

Si el balance es positivo quiere decir que podrás cubrir todos tus gastos como estudiante. Hurray! Si el balance es negativo, quiere decir que tus ingresos no serán suficientes para cubrir todos tus gastos. Si ese es el caso, hay varias cosas que puedes hacer:

Evalúa cuáles de tus gastos variables puedes modificar primero. Ya sea que hayas presupuestado para salir a restaurantes, a fiestas, a viajar, redúcele primero a estos gastos que no son estrictamente necesarios para cumplir tu objetivo de estudio.

Si modificar los gastos variables no te representa gran diferencia, podrías pasar a evaluar tus gastos fijos y si existe la posibilidad de recortarlos. Por ejemplo, puede que el plan de celular que calculaste sea más de lo que necesitas y puedas sobrevivir con uno de menor rango.

Busca la manera de obtener más ingresos. Analiza si puedes contar con otra fuente de dinero, como por ejemplo ahorrando más antes de departir, aplicando para apoyo financiero de alguna entidad, o contando con apoyo financiero de tus padres.

Consigue un trabajo de medio tiempo. Dependiendo del destino donde estudies, puede que tengas la posibilidad de aplicar a un trabajo de medio tiempo pidiendo permiso en tu universidad y en la oficina de inmigración. O puedes optar por conseguir un trabajo en línea el cual puedas hacer por tu cuenta. Inspírate con la sección de trabajos remotos.


¡Y ahí los tienes! Los pasos para que planees tu presupuesto como estudiante en el exterior. Sigue planeando tu vida de estudiante en el exterior en la sección de Estudiar. ¡Muchos éxitos!

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top