¡Nuevo en la tienda! 😊 Language Planner & Journal

5 errores que debes evitar al aprender idiomas

Errores al aprender idiomas

¿Te propusiste aprender un idioma pero no lo has logrado, o vas a medias? Te entiendo. ¡Suele pasar! Me pasó con el francés, y al día de hoy únicamente sé decir je m’appelle Andrea y una que otra cosa básica en el idioma.

Al intentar aprender francés cometí los 5 errores que te contaré a continuación. Como sé que son muy comunes, te dejaré lo que puedes hacer para no cometerlos y, a cambio, aprendas ese idioma que tanto quieres, sea inglés, francés, italiano, coreano, japonés o algún otro.

Veamos cuáles son.

No tener clara tu motivación con el idioma

Antes de empezar a estudiar cualquier idioma, es importante que tengas clara tu motivación, es decir el por qué quieres aprender ese idioma.

  • ¿Deseas viajar a ese destino?
  • ¿Te gusta como se escucha?
  • Lo necesitas para hacer tus estudios en un país específico?

Sea cual sea tu motivación, escríbela y tenla clara en tu proceso de aprendizaje. Eso te ayudará a que no pierdas las ganas de aprenderlo y, por el contrario, tengas el ánimo de aprender y estudiar.

No proponerte metas tangibles

Si no te pones metas tangibles, no sabrás qué alcanzar cada día, cada semana, o cada mes. Así será muy difícil mantener la disciplina y ver avances en el idioma.

Una vez tengas tu motivación clara, proponte metas tangibles, es decir metas medibles.

Por ejemplo:

  • Aprender 5 verbos al día
  • Leer 3 páginas todas las noches
  • Escribir un párrafo cada día de la semana
  • Hablar con un nativo 3 días a la semana

Las metas tangibles se hacen en un intervalo de tiempo y tienen tareas específicas. ¡Escríbelas!

Estudiar todo un solo día

Sé que todos tenemos cosas que hacer: estudiar, trabajar, hacerse cargo de la casa, limpieza, etc, y es muy común que el estudio de los idiomas lo dejemos o para última hora o le saquemos muy poco tiempo.

Estudiando francés tenía clase los sábados en la tarde, y como buena procastinadora, hacía la tarea el sábado en la mañana. Eso convirtió el sábado en el único día que estudiaba el idioma y como ves, me quedé únicamente en el nivel del je m’appelle por no practicarlo con juicio.

Para que eso no te pase, estudia un poquito todos los días. La mejor manera no es estudiar 3 horas un día a la semana, si no más bien 20 minutos todos los días.

La misma cantidad de tiempo pero repartida. Eso es mucho mejor para la memoria.

No crear hábitos de estudio

Así como no es recomendable estudiar un idioma solo un día a la semana, no tener hábitos de estudio significará que no tendremos juicio en el idioma y por lo tanto nos será difícil alcanzar nuestras metas.

¿Ves cómo todos estos errores están conectados? Lo primero es definir tu motivación, luego tus metas y de ahí ya podrás ir creando hábitos de estudio en el idioma y una rutina que se ajuste a tu estilo de vida.

Proponte a hacer algo todos los días relacionado al idioma que aprendes. Ello puede ser ver un programa de TV con el audio del idioma, leer unas cuantas páginas de un libro, o jugar con tarjetas de memoria.

No aprender los sonidos del idioma

Cuando aprendes un idioma y empiezas a aprender palabras, verbos y frases, lo más entendible es que lo leas y lo pronuncies con los sonidos que tenemos en el español.

Por ejemplo, aprendes a decir cultura en inglés (culture), pronunciándola como culture (así como se lee en español) en vez de decirlo como kuhl-chuhr, que es la pronunciación correcta.

¡Te lo cuento porque me pasó a mi!

Y eso pasa porque al iniciar en el lenguaje no aprendimos los sonidos característicos de aquel idioma.

Es por ello importante que al aprender un nuevo idioma, escribas y entiendas los sonidos y la pronunciación característica que tiene el idioma y en qué es diferente a tu idioma nativo (el español) para que lo pronuncies correctamente.

Estudia el alfabeto, cómo se pronuncia cada letra y, al aprender palabras, escucha la pronunciación correcta de ella.


Como ves son errores muy comunes y se cometen debido a la falta de planeación que hacemos al estudiar un idioma.

Al no definir nuestro propósito y metas tangibles en el idioma, será difícil ponernos una rutina de estudio y por ende, no ver avances diarios en el idioma.

Para que evites estos errores y a aprendas idiomas efectivamente, he creado un planner de idiomas con el que podrás organizar tu estudio, crear una rutina y ver avances en el idioma.

Planner de idiomas

Cuaderno imprimible para aprender idiomas por tu cuenta. ¡Deja de procastinar y aprende hoy ese idioma que tanto quieres, de manera divertida y efectiva!

Además de organizar tu estudio, el cuaderno incluye plantillas de estudio para que aprendas el idioma en un orden estratégico (así como lo hacen los políglotas) y puedas hablar con tus amigos, familiares, colegas y futuros amigos muy pronto :)

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to Top