El detallado mundo del bonsái

No sé tú, pero yo soy una loca enamorada de los bonsáis. Esos arbolitos famosos de Japón que han sido sembrados y tratados minuciosamente de tal manera que se mantengan minis. Durante mi estadía en Kioto, tuve la oportunidad de asistir a una de las exhibiciones más grandes de bonsáis y, debo confesarte, que esa fabulosa arte de mantener las características de un árbol a una escala miniatura es aún más admirable de lo que a primera vista parece.

La práctica de los bonsáis se originó en China hace 2000 años donde eran objeto de culto para los monjes taoistas. Para ellos, el poder conservar un árbol en una maceta era asegurar la eternidad. En chino, a esta arte se le conoce como penjing, que literalmente significa “paisaje de bandeja”. Así como el nombre en chino indica, el arte del bonsái desde ese entonces consistía en transmitir las características de un árbol en la naturaleza a un árbol sembrado en maceta.

El bonsái se introdujo en Japón hace 800 años donde evolucionó y se refinó como el fantástico arte que se conoce mundialmente hoy en día. ¿Te gustaría saber más de esta peculiar arte? Déjame ilustrártela con fotografías a continuación.

¿Qué son los bonsáis?

Bonsái es una palabra japonesa que literalmente significa bon=bandeja sai=cultivar.

Estos son árboles que han sido cultivados controlando su tamaño mediante varias técnicas como el pinzado y el alambrado. De este controlado cultivo se obtienen esos sorprendentes árboles que tienen las cualidades de un árbol tamaño normal pero en miniatura. Los bonsái no son pequeños genéticamente, sino que son minis debido al minucioso trabajo de sembrarlos y controlar su crecimiento.

Si miras de cerca, estos bonsáis han sido controlados mediante la técnica del alambrado. A su tronco y a sus ramas se le han enganchado un alambre de manera que su tamaño se mantenga miniatura. Curioso, ¿no?

Plantar y mantener un bonsái tiene como objetivo reflejar la belleza de la naturaleza en un pequeño árbol confinado en un contenedor. La maceta que acompaña el bonsái se considera un acompañamiento clave en esta arte. Y con toda razón, pues esta le añade color y elegancia a los delicados árboles.

Tipos de bonsái

Los bonsáis pueden clasificarse en dos grandes categorías: shohaku y zoki.

Los shohaku son árboles que se mantienen verdes durante todo el año, tal como lo son los pinos. Debido a que estos árboles tienen una larga vida, son considerados como símbolos de eterna juventud y de buena suerte. 

Los soki, por el otro lado, son árboles que reflejan las 4 estaciones del año. A su vez, los soki pueden clasificarse en 3 tipos:

  • Árboles con hojas que cambian de acuerdo a la estación
  • Árboles que florecen 
  • Árboles que dan frutos
Árbol con colores de otoño
Árbol con frutos

Estilos y formas de los bonsái

Con el paso de los años, los expertos en bonsái han refinado los estilos y formas en que estos se mantienen. Hoy día, existen más de 10 estilos siendo los 4 que ves a continuación los más populares:

Chokkan: tronco derecho

Moyogi: Tronco en forma de S

Fukinagashi: tronco ladeado por el viento

Kengai: tronco en forma de cascada  

Herramientas para sembrar y mantener bonsáis

Para mantener un bonsái y darle forma las herramientas son indispensables. Entre los imprescindibles están las tijeras de poda, tijeras para podar ramitas, pinzas, alicantes y corta alambres. 

El alambre es otro indispensable. Es con este que se controla el tamaño del árbol para que crezca en formato minitura.

Más allá de las herramientas, al bonsái se le pueden añadir objetos de decoración. Entre los más usados están las rocas de diferentes formas y tamaños. 

Para terminar te dejo un dato interesante:

El arte del bonsái es tan apreciado en Japón, que hay expertos que se dedican a sembrar y mantener bonsáis por décadas y luego los venden con precios exhuberantes. Con decirte que este de aquí abajo vendió por $230.000 dólares! :O

¿Te dedicarías a esta arte?

Puedes adquirir la base de un bonsái desde $10 dólares y cultivarlo detalladamente por años…

Y puede que después de varias décadas de cuidar y tratar tu bonsái, sea tan lindo como los que has visto acá.

¿Qué dices? Por mi parte, ¡yo diría que sí!

También puede interesarte

Itinerario de viaje a Uji, la ciudad japonesa del té

Curiosidades de Japón: prepara tu propio Cup Noodle

Restaurante de Sailor Moon en Tokio

Actividades que solo podrás hacer en Tokio

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top