Viviendo en el Exterior

Thanks Nature Cafe, el café del Meee eeh

El pasado domingo en la tarde deambulando por las calles de Seúl, le pregunté a Brendon qué quería hacer. Con deseos de sentarse y tomarse algo caliente, buscó por Foursquare un café con un buen raiting. El mejor calificado y más cercano resultó siendo Thanks Nature Cafe, o como yo le llamo, el Café del Meee eeh (매애, sonido producido por una oveja coreana) pues en él tendrás la dicha de visitar un par de ovejitas. Sabiendo mi afición por los cafés temáticos, decidió no contarme a dónde ibamos y me tuvo en ascuas por dos enteras cuadras.

Sorpresa fue la mía, cuando mis ojos vieron lo que habían esperado por meses…

thanks-nature-cafe-7

¡Thanks Nature Cafe!

Al entrar al café estarás rodeado de dos de los colores más comunes en la naturaleza: el verde y el café. Matas por aquí, matas por allá, mesas de madera, y paredes cementadas hacen parte de la ilustre ambientación.

thanks-nature-cafe-5

Los tiernos accesorios que decoran el café es una de mis partes favoritas. ¡Que no quede duda que el café es de ovejas!

Aquí mamá e hija al pie de las revistas.

thanks-nature-cafe-2

Familia completa de ovejas. A los machos se les llama carnero, no ovejas.

thanks-nature-cafe-3

Una parejita como la que reside en el café.

thanks-nature-cafe-4

Y éstas te saludan en la barra donde haces el pedido.

thanks-nature-cafe-6

La zona donde se encuentran las ovejas está al frente del café. En ella es donde viven las dos ovejitas tranquilamente.

Como cliente del café puedes entrar a acariciar y a jugar con las ovejas. Ellas son super pacíficas y no hacen nada.

En general, se la pasan sentadas mascando y mascando…

thanks-nature-cafe-8

¿Mascando qué? ¡Eso mismo pregunté yo!

Aquí les comparto un dato curioso (o no tan curioso para algunos):

Las ovejas son rumiantes (animales que rumian), es decir, que tienen 4 cavidades en el estómago y, como proceso de digestión, regurgitan y mastican por segunda vez el alimento. Dicho alimento, es ingerido nuevamente y pasa a la segunda, tercera y cuarta cavidad estomacal donde es procesado debidamente.

¡Por eso parece que siempre estuvieron mascando algo!

Yo no sé cómo pasé la clase de biología porque hasta el día de hoy pensaba que el término rumiante venía del sonido que emiten ciertos animales, más no del hecho de regurgitar comida y mascarla otro vez.

thanks-nature-cafe-rumi-ando

El dueño del café es un coreano que, además de ser buena gente y estar pendiente de su café, transpira amor por este par de ovejas. Varias veces lo vi limpiándolas y acariciándolas. A cambio, las ovejas cada que lo veían balaban —así se llama el sonido que las ovejas emiten— Meee eeh, Meee eeh.

thanks-nature-cafe-mee-eh

Yo quedé encantada de haber pasado la tarde al lado de estas popochas ovejas. Cuando llegamos a casa, le pregunté a Brendon si se había divertido y lo único que me dijo fue: Meee eeh! —Meh en inglés es una expresión de indiferencia: equivalente verbal al encogimiento de hombros—. Y así, por el simple hecho de hacer un comentario irónico, supe que sí se había divertido.

¿Te gustó lo que acabaste de leer? Guárdalo en Pinterest o compártelo en alguna otra de la redes sociales para que no se te olvide visitar estas ovejitas.

En Seúl podrás ir al Thanks Nature Cafe, el café donde dos lindas ovejas te darán la bienvenida.

¿Te gustó lo que acabaste de leer?
Suscríbete vía email para no perderte ningún post.

Es gratis, respeto tu privacidad, y no es spam. ¡Te lo prometo!

Previous Post Next Post

No Comments

Leave a Reply