La travesí­a de la visa y la fiebre amarilla en Tailandia

Tailandia es conocida mundialmente como el país de las sonrisas. ¡Y de eso no hay duda!, pues hace 4 años, cuando viví allí­ por dos meses, los tailandeses no podrí­an haber sido más corteses. Sin embargo, en mi más reciente visita, algo muy curioso pasó a la entrada: mi pasaporte Colombiano causó que inmigración me llevara a una extra revisión.

Requerimiento #1: Visa

Como Colombiana necesito visa para Tailandia. Las dos veces que la he tramitado lo he hecho estando fuera de Colombia: la primera vez apliqué en Indonesia, la segunda, en Seúl, mi actual lugar de residencia. La aplicación fue sencilla, no necesité cita y los documentos necesarios fueron pocos:

  • Pasaporte
  • Fotocopia del Pasaporte
  • Foto reciente
  • Tiquete de avión (ida y regreso)
  • Formulario de solicitud
  • Pago ($35 dólares en Seúl)

El trámite se demoró 3 días; apliqué un miércoles y el viernes estaba lista. Yo, estaba más que dichosa: con el consulado cerca, con su gente amable, y con su eficacia, podrí­a visitar Tailandia frecuentemente para una jornada de curry, compras y masaje Thai.

Un viernes, después de un largo dí­a de alistar maleta, estudiar coreano y limpiar el apartamento, llegué al aeropuerto de Seúl (Incheon Airport) en compañía de Brendon. Mi visa fue chequeada y, al cabo de unos pocos minutos, recibí­ mi tiquete de entrada. El vuelo, directo a Bangkok, estaba programado para las 6:30 pm y llegarí­a a su destino 5 horas y media más tarde.

Visas de turismo en Asia para Colombianos

Llegada a Bangkok

Cansada, con sueño, con rodillas medio entiesadas y con el formulario de inmigración en mano, caminé con paso rápido. Con la mirada medio cerrada, pero fija en lo que tení­a en frente, esquivé todo aquel que andaba por delante, desde el avión hasta inmigración. No importó que tuviera unas ganas cuasi-incontrolables de ir al baño, ni tampoco que mi estatura fuera menor de los que andaban a mi alrededor, ¡porque llegué practicamente de primeras!

Una señorita parada en la fila, revisando que aquel formulario estuviera correctamente llenado, me chequeó, me miró, cogió mi pasaporte y proclamó:

“From Colombia. Must see doctor for Yellow Fever!”

Requerimiento #2: Fiebre Amarilla

La Fiebre Amarilla es una enfermedad viral que se transmite por medio de mosquitos infectados. El Perí­odo de incubación es de 3 a 6 dí­as y la duración de la enfermedad (en caso de curación) es de una a dos semanas. 44 países están en riesgo, 31 de los cuales son africanos y 13 son latinoamericanos.

Si eres residente de Colombia y aplicas por la visa tailandesa en Colombia, es requisito que presentes el Certificado Internacional de la vacuna contra la Fiebre Amarilla. La visa es válida por un lapso de 3 meses y puedes quedarte por hasta 2 meses. La vacuna ya me la habí­a colocado hace 4 años, pues 3 de los 5 países que visitarí­amos en nuestro aventura en el sureste de Asia exigían aquella vacuna para los residentes de Colombia: Tailandia, India y Malaysia.

tailandia-fiebre-amarilla_

Ahora, como residente coreana apliqué con mi pasaporte de colombiana en la embajada localizada en Seúl donde no me exigieron ese certificado. En el avión, mientras llenaba mi tarjeta de inmigración, tampoco me advirtieron de ninguna “extra revisión”. Cuando la señorita del aeropuerto me contó que debí­a ver al doctor, le pregunté inmediatamente la razón.

Si no residí­a en Colombia ¿Por qué tendrí­a que ver a un doctor para la revisión de una enfermedad viral que se da si estás en Latinoamérica (o África)? 

No me supo dar la razón, y todo lo que me dijo fue: “It’s up to you”.

Proseguí a hablar con el agente de inmigración. Le entregué mi tarjeta debidamente llenada, mi pasaporte colombiano y le mostré mi ARC (Alien Registration Card) coreana. Cortésmente me saludó y a los pocos segundos me informó:

—Need to see doctor. 

—Why? 

—Yellow Fever, Colombia! 

—I’m Colombian, but I don’t live there.

Se quedó callado y le preguntó al oficial de al lado.

Requerimiento #3: Visita al doctor aeroportuario

Minutos más tarde, otra agente llegó y me dio las indicaciones de cómo dirigirme al doctor. Aquel doctor estaba a medio camino entre el avión y el puesto de inmigración. ¡AH! Y yo, que habí­a caminado por allí­ con paso más que rápido para ganarle disque a los demás pasajeros, no me habí­a fijado que en uno de los lados habí­a una pequeña estación de doctor.

Llené un sencillo formulario con mis datos personales: “Where have you traveled in the past 3 months?”  Fue la pregunta que resolvió la interrogación. Le comenté al doctor que era residente en Corea y me dio la estampa esperada.

Me devolví­ a inmigración y por fin me otorgaron la entrada al país de las mil y una sonrisas. Al final, no tuve que presentar el certificado de la vacuna que tanto me preguntaban. La falta de información comunicada por el consulado al aplicar para la visa, la poca señalización en el aeropuerto y el limitado inglés de las agentes, me causó no solo un dolor de cabeza innecesario sino también ¡que mis ganas cuasi-incontrolables de ir al baño tuvieran que esperar por tanto!

Pero aprendí mi lección… y la próxima vez que visite a Tailandia, iré al baño antes que nada.

Sígueme en Facebook
Sígueme en Instagram
Sígueme en Pinterest
Suscríbete al Newsletter

Este artículo contiene enlaces afiliados. Ello quiere decir que si das clic y compras algo, recibiré una pequeña comisión ¡sin costo alguno para ti! lo cual me ayudará a mantener este blog y a traerte más información y tips de interés. Gracias por tu apoyo :)

2 comentarios en “La travesí­a de la visa y la fiebre amarilla en Tailandia”

  1. Avatar

    Hola andrea leibtu post super yo voy a viajar a tahilandiabpero voy a pedir la vida en seul. Veo que se te demoro 3 dias se puede pagar un extracpara que la entreguen antes, y sino a que horas las entrgan ya que tengo un viaje a pekin y quisiera saber como comprar ese tiquete si en la mañana o noche.?

    1. Andrea

      Hola Angela! Que yo sepa no hay opción de pagar más para que te la entreguen antes. Generalmente la entregan por la mañana, así que si tienes el viaje ese día por la noche alcazarías a recibirla. Saludos!

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top