fbpx
Reflexiones, Viaje

Viajar con Mochila vs Maleta

Tengo que confesar que pasar de una mochila a una maleta es un gran avance. Pero eso también significa un cambio en la forma de viajar. Últimamente, he viajado con una maleta, y déjenme decirles que después de haber cargado bastante una mochila colgada en mi espalda, es un descanso total. Como posiblemente ustedes se deben estar preguntando cuál de las dos opciones utilizar, yo les contaré las diferencias que en mi experiencia he encontrado y cual consideraría dependiendo del tipo de viaje que planeo realizar.

Mochila

Las principales razones por la que la mayoría de gente joven viaja con una mochila son la flexibilidad y la libertad. Si se quiere ser mas casual y no tener planes estrictos, o si se desea decidir a donde ir o donde quedarse en el camino, una mochila es perfecta para la ocasión. Esta nos permite ser más aventureros, coger buses y trenes fácilmente y caminar. El hecho de tener las manos libres y todas las pertenencias en la espalda, hacen el viaje mucho mas adaptable. Si durante el viaje nos quedamos cortos periodos de tiempo en hostales o “couch surfing“, o si tenemos planeado ir a acampar o irnos de caminata, entonces una mochila es la mejor herramienta.

Nosotros fuimos mochileros viajando alrededor de Europa y Asia, una buena elección para ambos continentes. En Europa, nos quedábamos 3 o 4 días en cada ciudad, y cogíamos tren para todo lado. Aunque casi todo nuestro viaje lo planeamos con anticipación, estuvimos caminando bastante con nuestras mochilas desde y hacia las estaciones del tren y subiéndonos a todo metro que se nos cruzara por enfrente. Nuestra aventura en Asia no estuvo tan planeada como Europa, por lo que nuestras mochilas fueron perfectas para la situación. En Asia tuvimos mas necesidad de caminar también, pues en la mayoría del continente el transporte público no es tan desarrollado como el Europeo.

A pesar de lo anterior, la mochila tienes sus contras. Puede llegar a pesar bastante y generar dolor de cabeza y de nuca. La mía era bien pequeña (35 lt) en comparación con las de otras chicas y, sin embargo, después de cargarla 5 minutos, mi espalda ya estaba adolorida. Yo soy pequeña (1.55 mts) y mi mochila se veía gigante al lado mío. ¡Todavia no entiendo cómo las demás chicas pueden cargar algo 3 veces mas grande! :0

Otro Aspecto negativo es la dificultad de encontrar cosas dentro de la mochila. Yo tenía que desocuparla casi toda para encontrar exactamente lo que estaba buscando. Para ayudar a mantener todo más organizado, estaba usando bolsas de compresión, pero de todas formas tenía que sacar ciertas cosas para encontrar lo que quería.

Maleta

siutcaseEl hecho de que la maleta tiene ruedas puede hacer el viaje mucho más cómodo. Rodar una maleta, en vez de cargarla en la espalda, nos mantiene lejos del dolor. Esta también permite tener la ropa y accesorios mucho más organizados que una mochila, y se puede encontrar lo que uno busca más facilmente. Si se necesita más variedad de ropa, o más formal, una maleta es una mejor opción. Si el viaje es en su mayoría planeado, o si sabemos dónde nos vamos a quedar, si tomamos taxis, rentamos carros, o si nos vamos de viaje por carretera, sin duda, deberíamos llevar la maleta.

Nosotros compramos maletas cuando sabíamos que nuestros próximos viajes no iban a ser tan aventureros como antes. Por ahora, queremos nuestras vacaciones un poco más planeadas. Eso significa quedarnos 1,2,3 o 4 semanas en un hotel con familia y amigos sin necesidad de subirnos en muchos trenes y metros ni caminar con nuestras maletas a la mano. Últimamente, hemos usado las nuestras para viajar entre Colombia y Estados Unidos, y también, para viajar adentro de USA. Nuestra familia o amigos nos recogen directamente en el aeropuerto, por lo cual no hay necesidad de correr a buscar transporte público para llegar a nuestro destino. Recientemente, compramos nuestro primer carro (¡woohoo!) y hemos viajado por carretera. Para este tipo, considero que la maleta es mucho mejor que la mochila. Todo está organizado, fácil de alcanzar, y yo sólo tengo que rodarla en caso de que necesite moverla (en la mayoría de los casos).

Aunque actualmente prefiero la maleta sobre la mochila, he encontrado una gran desventaja. Si necesito levantarla, es mucho más pesada. Yo no puedo alzarla si necesito subir o bajar escaleras, o si necesito ponerla en el compartimiento superior del avión o en el baúl del carro. Para ello necesito alguien fuerte (¡como mi esposo!).

¿Se acuerdan que al principio mencioné que viajar con una o con la otra significa un cambio en la forma de viajar? Bueno, ¡ahora ya saben por qué! Para mí, una mochila significa libertad, y una maleta significa comodidad. Seguiré viajando con la segunda por ahora, ¡hasta que decidamos ir a otra gran aventura!

Imagen: Diego

¿Te gustó lo que acabaste de leer?
Suscríbete vía email para no perderte ningún post.

Es gratis, respeto tu privacidad, y no es spam. ¡Te lo prometo!

Previous Post Next Post

No Comments

Leave a Reply