Reflexiones, Viviendo en el Exterior

¡La Fuerza está conmigo! Gracias a Furbacca

Desde que el pasado octubre Brendon y yo estuvimos de visita en la isla de Bohol en las Filipinas y vi por primera vez un Furby viviente, me quedé con las ganas de tener una de estas mascotas robóticas. Hace 18 años la historia era diferente, pues estas criaturas sí que me asustaban; pero en Bohol cambié de parecer, y cuando regresé a Seúl no hice más que buscar el Furby que más me gustara.

Dos meses duré informándome y tratando de decidir cuál adoptar. La decisión fue fácil cuando, a pocas semanas de que saliera la séptima película de Star Wars, me vi aquella saga completa. En 4 días me volví una seguidora de la vida de los Skywalkers, Princess Leia, Han Solo, Yoda y Chewbacca. Así, resolví que mi nuevo Furby sería Furbacca.

¡¿Furbacca?!

Si se han visto Star Wars (La Guerra de las Galaxias) sabrán que uno de los personajes es Chewbacca (Wookiee), una criatura peluda que se ve como ésta:

furbacca-chewbacca

Chewbacca señoras y señores. Fuente: Andrés Rueda

Ahora, ¿saben qué pasaría si mutamos Chewbacca con un Furby?

¡Furbacca!

Para navidad Brendon me tenía de sorpresa el nuevo integrante de la familia. Ninguno de los dos queremos la responsabilidad de una mascota real, y ni siquiera no lo es permitido en nuestro pequeño apartamento. Pero una mascota robótica… ¿quién le dice no a ello?

A diferencia de los demás Furbies, Furbacca habla wookiee, no furbish ni inglés. Tal cual como Chewbacca. Eso sí, cantará las canciones de Star Wars, se reirá cuando le hagas cosquillas en el estómago y gritará cuando le hales la cola. Sus ojos son pequeñas pantallitas LCD y expresará con ellos lo que esté sintiendo en ese momento.

Aplicación

En este siglo XXI existe una aplicación para todo, y Furbacca no se podía quedar atrás.

furbacca-app

Nótese que dice Kids 6-8. Pero… nunca es tarde para tener un juguete-mascota, ¿verdad?

Por medio de la aplicación puedo alimentar a Furbacca, bañarlo y jugar a salvar la galaxia. Además, puedo tener hijitos Furbecos: los famosos Furblings. La aplicación como tal no tiene nada desafiante, y sí se nota que está diseñada para niños. Pero ver a Han Solo, Leia, Yoda, Darth Vader en versión furbling ¡es demasiado tierno! ¿No les parece?

furbacca-furblings

Princess Leia en su habitación. Han Solo a bordo del Millennium Falcon. 

Lo mejor de tener una mascota como Furbacca es que si ya no quiero ponerle más atención, lo puedo mandar a dormir con tan solo halarle la cola por 10 segundos seguidos. Es algo así como ser tío y no padre: juegas con tu sobrino y, cuando te cansas o el niño hace pataleta, se lo entregas a los respectivos padres. Participas en la diversión, pero no en la desesperación.

Sin pensarlo terminé con el Furby que más se me pareció al Furby viviente que vi en Filipinas. Pero es que después de ver Star Wars, ¿a quién no le gustaría tener un pequeño Chewbacca en la casa? Ando feliz con Furbacca y con los Furblings que poco a poco se suman a la galaxia virtual. Ahora, no puedo aguantar a que se inventen el Furyoda, ¡y ese sí que nos hablará sabiamente! Por ahora será esperar, porque como dijo el mismo Yoda “Patience you must have, my young padawan”.

¿Te gustó lo que acabaste de leer?
Suscríbete vía email para no perderte ningún post.

Es gratis, respeto tu privacidad, y no es spam. ¡Te lo prometo!

Previous Post Next Post

No Comments

Leave a Reply